jueves, 9 de febrero de 2017

Lejos de los hombres

El venenoso encanto de los versos. Platón 
me expulsaría de su República, los comunistas 
dirían: no eres un verdadero materialista, 
eres más bien un romántico lánguido y triste.
¡No queremos poetas líricos en tiempos de penuria!
Me mandarían a paseo, y yo pasearía felizmente,
lejos de los hombres, mirando árboles y pájaros.
¡Tal vez vería el mismo ruiseñor que vio Keats!

No hay comentarios: