viernes, 10 de febrero de 2017

El relámpago

Yo estoy roto por dentro. 
Y el lenguaje también está roto,
y el mundo está hecho pedazos.

No obstante,
un relámpago puede trazar una línea
en esta noche oscura que nunca termina
y unir yo, lenguaje y mundo.

Un relámpago, un acorde de luz
fortuito y fugaz.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aprender funambulismo
mantenerse más tiempo en la delgada línea antes de caer y romperse otra vez

Señor S. dijo...

Eso es :)

Y hablando de funambulistas, recordemos que en el prólogo de Así habló Zaratustra el funambulista muere, pero ha hecho del peligro su profesión, y en ello no hay nada despreciable...

Anónimo dijo...

"Y sin embargo, ¿cómo no hacerlo?¿Acaso le es posible al hombre ponerse en pie sobre otra cosa sino sobre el riesgo?... Lento aprendizaje del alambre: de la muerte propia, del riesgo y lo posible..."

Miguel Morey prologando "El funambulista" de Jean Genet