lunes, 20 de febrero de 2017

Breve tractatus lógico-culinario

1. La merienda es la comida más importante del día. 

1.1. La poscena también tiene su importancia.

*

2. Se pueden comer torrijas en cualquier época del año.

2.1. Sin embargo, hay que tener cuidado, pues el tiempo podría salirse de sus goznes.

2.1.1. Hay un tiempo para sembrar y otro para recoger, etc. ¿Hay también una época determinada para comer torrijas?

*

3. Los pepinillos son un invento de Satán.

3.43. El mundo de los que comen pepinillos es distinto del mundo de los que no comen pepinillos.

3.4. Todos los pepinillos tienen igual valor.

3.3751. Que dos pepinillos, por ejemplo, se encuentren simultáneamente en un punto del campo comestible, es imposible, lógicamente imposible, porque lo excluye la estructura lógica del pepinillo.

3.5. En el mundo hay pepinillos, lo que demuestra que la existencia física de los pepinillos es lógicamente posible.

*

4. La sopa de cocido es gloria bendita.

4.1. A decir verdad, la totalidad del cocido, entendido como ente determinado y unitario, es gloria bendita.

4.1.1. Pero hay que tener en cuenta que la sopa de cocido puede tomarse sola, sin necesidad de meterse luego, entre pecho y espalda, el resto del cocido, de ahí que le hayamos dado prioridad, en la proposición 4, a una parte del cocido, la sopa.

*

5. Los garbanzos con arroz también son gloria bendita.

5.1. Pero deben estar bien hechos. Hay gente que no tiene ni puta idea de cómo se hacen, deja el arroz pastoso, no sé, un horror...

*

6. Pizza para cenar todos los días, ¿por qué no?

6.1. En este subapartado aprovechamos para reivindicar la grandeza de toda la cocina italiana. Amamos la cocina italiana. ¡Viva Italia!

6.54. Mis proposiciones son esclarecedoras en este sentido: cualquiera que las entiende acaba por reconocer que la sopa de cocido es lo mejor, que los pepinillos dan asco y que hay que comer más espaguetis, pizzas y risottos. 

*

7. Cocinar no es deconstruir.

No hay comentarios: