viernes, 3 de febrero de 2017

Karina (poema de amor a un personaje de ficción)

Karina, luz de mi vida, fuego de mis entrañas,
deja a Carlos Alcántara y ven conmigo.

Carlos ha escrito, según él, 
ciento veinte páginas de una novela.
Karina, eso es una tontería,
yo te escribiría ciento veinte poemas
todos los días.

Karina, plagiaría a Nabokov
—me sé el principio de Lolita de memoria—
porque soy una sopa de letras,
un perverso posmoderno
—¿qué demonios hay fuera del texto?—
y mis poemas casas de citas,
pero habría algo de verdad en mis palabras.

Karina, pecado mío, alma mía,
deja a Carlos Alcántara y ven conmigo.

No hay comentarios: