sábado, 2 de julio de 2016

Eskorbuto - Anti-todo



No soy capaz de decidir si lo más sensato, en un país tan miserable y siniestro como España, es abandonar toda esperanza de cambio y volverse radicalmente nihilista y anti-todo, o pensar que algo se puede hacer. Tras la victoria de PP, o sea, la victoria de la corrupción económica e institucional, la precarización, el paro, la explotación, el egoísmo y la insolidaridad, la segunda opción no parece demasiado viable, exige un esfuerzo psíquico titánico.

No hay comentarios: