sábado, 9 de julio de 2016

El (adorable) peligro de la lectura

2 comentarios:

Beauséant dijo...

me ha encantado la reflexión, quién quiera saber dónde va, que no lea ..

no se puede decir más claro

Señor S. dijo...

Pascal Quignard es muy grande. Yo apenas estoy empezando a descubrir su obra, pero es increíble.

Y, por hacer una teoría de la literatura nada científica y muy mística, irracionalista, loca y afrancesada (en sintonía, espero, con Quignard), diría que la lectura no es una huida de la vida, sino una forma de intensificarla. Una forma de estar en el mundo sin estar del todo, sin dejarse esclavizar por el peso del mundo.