martes, 31 de enero de 2017

Mis penas atraviesan el balbuceo herido de los versos

Mis penas atraviesan el balbuceo herido de los versos
y salen al otro lado transfiguradas,
como lavadas por un torrente de lágrimas,
y al final el corazón grita entusiasmado, 
poseído por un júbilo extraño.

No hay comentarios: