martes, 17 de enero de 2017

Antropocentrismo

Por decir algo bastante controvertido, si bien asumido por los ecologistas desde hace décadas: la vida nos sobrevivirá. Toda preocupación humana por el mundo es en última instancia antropocentrismo egoísta porque la vida nunca ha estado en peligro («la detonación conjunta de todas las cabezas nucleares del mundo sería como una cálida brisa de verano para Gaia», escuché una vez), sino la capacidad del mundo para mantener a los seres humanos.
Andrew Culp, Oscuro Deleuze 

Un libro pequeño pero matón. En estos tiempos, en que la felicidad es una obligación y un bien de consumo más*, es más que conveniente reivindicar la potencia crítica de lo negativo. 

*Pensemos en infames gurús de la autoayuda como Rafael Santandreu. Pase lo que pase, no te preocupes, no te enfades, puedes ser feliz en medio de la adversidad. ¿Soy el único al que este tipo de discursos positivos le parecen terriblemente deprimentes y opresivos, una manera retorcida de culpabilizar a quien no se siente lo suficientemente feliz? 

No hay comentarios: