domingo, 13 de diciembre de 2015

Hood - You show no emotion at all



Las tardes grises y neblinosas de domingo son un tesoro para los melancólicos. Momento oportuno para disfrutar de las delicias de la dejadez, de la pasividad, de todo eso que se encuentra en una especie de submundo emocional ralentizado pero lleno de matices insospechados, un submundo que los vitalistas y los extrovertidos suelen pasar por alto pero que ahí está y que se revela en todo aquello que tiene un ritmo como de cosas largas meciéndose.

No hay comentarios: