jueves, 16 de abril de 2015

Y una nostalgia trémula y eléctrica erizó de repente mi maltrecho corazón

Una nostalgia feroz, por seguir añadiendo adjetivos un poco al tuntún.

A continuación, tres canciones sobre la juventud, esa cosa que la obra de Bolaño exalta y rodea de una aura mítica. Aunque he de decir que cuando yo tenía veinte años estaba bastante cuerdo (según mi criterio).

Si no podemos con la nostalgia, lancémonos a sus cálidos, febriles, acogedores brazos hechos de bruma y de viento.





No hay comentarios: