viernes, 21 de octubre de 2016

Ter - Por qué las Kardashians son más importantes que Gabriel García Márquez (+diez notas sobre la ironía)



1. Este vídeo es un maravilla. 

2. Mi líder literario supremo —David Foster Wallace, obviously— decía que la ironía había dejado de ser liberadora y se había convertido en una cárcel. A la tiranía de la ironía posmoderna habría que oponer una nueva y liberadora sinceridad. El problema, quizás, es que esta nueva sinceridad puede convertirse en algo tremendamente aburrido y cursi en vez de liberador. 

3. La ironía es esencialmente ambivalente. Hegel y Schlegel mantuvieron una célebre polémica sobre esta cuestión.

4. Un montón de comentaristas dementes y de una estupidez estratosférica se quejan de no saber si Ter habla en serio o no. Comparten con Hegel el odio a la ironía. Por lo demás, son idiotas.

5. Hegel dijo lo siguiente, en Lecciones sobre Filosofía de la Historia: La ironía tiene como exponente a Friedrich von Schlegel. Aquí, el sujeto se sabe dentro de sí como en lo absoluto, y todo lo demás es vano para él; todas las determinaciones que se forman acerca de lo recto y de lo bueno, las destruye de nuevo. Puede fingirlo todo; pero da prueba solamente de vanidad, de hipocresía y de insolencia. La ironía conoce su maestría sobre todo contenido; no toma en serio nada y juega con todas las formas.

6. La ironía irrita, dijo Kundera.

7. La ironía trata del humor y la seriedad (la cursiva enfática en la conjunción copulativa es mía), dijo Donna Haraway.

8. Creo que fue Paul de Man quien dijo que a la gente le sienta muy mal creer que un discurso es serio y luego enterarse de que es irónico. Te hace quedar como un memo. Un profesor mío decía que aún más idiota era quien creía que un discurso era irónico cuando no lo era.

9. Schlegel dijo: la ironía es la conciencia clara de la agilidad eterna, del caos y su infinita plenitud... WTF?

10. Eco dijo algo sensato y correcto, como siempre, porque Eco prácticamente siempre tiene razón, como ya hemos señalado en otras ocasiones. Dijo que el juego metalingúístico de la ironía corre el riesgo de no ser entendido.

11. Y no sería nada sin ese riesgo, añadimos nosotros.

No hay comentarios: