viernes, 5 de agosto de 2016

Desidia

Iba a seguir metiéndome con Javier Cercas, pero me he puesto a comer patatas Pringles —adoro las Pringles— y a descargar películas como Jacuzzi al pasado y Jacuzzi al pasado 2 y me he quedado sin ganas. 

A priori ambas películas parecen ser un alimento intelectual infinitamente más valioso que las columnas de Javier Cercas, en las que se dicen cosas tan absurdas e incomprensibles como que el ideólogo de la izquierda pija es Maquiavelo (¿qué leches es la izquierda pija y qué tiene que ver el gran Maquiavelo con eso?). 

No hay comentarios: