martes, 24 de noviembre de 2015

Regla de oro libresca

No comprarás más libros hasta que te hayas leído las adquisiciones más recientes. Pongamos que recientes significa las de los últimos tres meses.

PD: Es una regla de oro un tanto absurda, pero alguna regla hay que tener, porque si no cundiría el pánico, la anarquía, la anomia. Los límites son necesarios.

PD2: La Biblioteca pública de León ha tenido a bien adquirir El cuaderno perdido, de Evan Dara, libro que amablemente les sugerí que compraran, pero no puedo cogerlo prestado porque estoy multado. Total, que soy un usuario calamitoso y no voy a poder leer el libro hasta el 15 de enero.

2 comentarios:

Portnoy dijo...

¿Estás multado? ¿Existen esas cosas, la policía de la biblioteca?

Señor S. dijo...

Jeje, sí, multa de días sin poder sacar libros me refiero...