jueves, 14 de mayo de 2015

La ideología y los mini-pensadores taumaturgos

A Albert Rivera, Rafael Reig.

La ideología no tiene exterior porque, en la concepción de Althusser, funciona como aquello que cohesiona el todo social. Y así, el antagonismo de clase, que tanto parece gustarle a Rafael Reig, queda oculto: en vez de como un espacio de lucha, la ideología aparece como el corro de la patata de la armonía social (y su función es prácticamente la misma que la de la religión). El artículo de Reig es, cuanto menos, confuso: usa en al menos dos sentidos diferentes el término ideología (ideología sin exterior, es decir, estructural, la que se da tanto en una sociedad sin clases como en una con clases, como dice el propio Althusser, pero también habla de la ideología de una determinada clase, con lo cual mezcla dos sentidos diferentes).

Dice Ranciére que el althusserismo sirve a los mini-pensadores del revisionismo como justificación de la ofensiva «anti-izquierdista» (en Lecturas de Althusser). A los mini-pensadores que creen en el poder mágico de ciertas palabras no sabría cómo calificarles. Su ideología parece ser una especie de taumaturgia retórica (digamos cien veces clase social, a ver si así destruimos el capitalismo).

En fin, que chapuceen en su espesa sopa de radical ineficacia política y purismo ideológico (las almas bellas nunca se manchan).

No hay comentarios: