viernes, 9 de octubre de 2015

Entrevista a Pablo Iglesias

AQUÍ.

A mí Europa me parece un club de tiburones capitalistas, un sistema gracias al cual Alemania domina al resto de Estados. Una cosa a la que yo no quiero pertenecer ni quince minutos más. Pero es cierto que una de las condiciones de posibilidad para salir de ese antidemocrático club es que toda la población se convierta en militante y, como eso no va a ocurrir, pues no hay nada que hacer. Así que yo, después de la traición —o de que la «correlación de fuerzas» le obligara a hacerlo— de Tsipras, me vuelvo a mi sitio: la extrema izquierda melancólica.

A pesar de todo, pienso votar a Podemos. El resto de partidos son sencillamente el horror.

No hay comentarios: