sábado, 27 de septiembre de 2014

Pensar y sentir

Rogando de antemano a quien me leyere que disculpe mi osadía, me atrevería a decir que sí, Proust tiene indudablemente razón al señalar que pensar y sentir son cosas ambas muy tristes, pero que al bueno de Proust se le olvidó añadir que también son muy hermosas1.

1Discúlpeseme también, si fuese preciso, la cursilería.

No hay comentarios: