jueves, 10 de agosto de 2017

¡Viva la Revolución! ¡Y Stephen King!

La gente se ha metido mucho con Andrea Levy por declararse revolucionaria, pero eso es lo de menos —al fin y al cabo la clase esencialmente revolucionaria ha sido la burguesía (su existencia misma depende de revolucionar incesantemente los intrumentos de producción, dice Marx), no los lectores de Público, que de momento, que yo sepa, no han revolucionado nada—. Lo grave es que se atreva a decir que Stephen King es malo. Yo planeo en un futuro más o menos cercano retirarme a leer a Stephen King sin parar*. Recuerdo leer Los Tommynockers cuando tenía catorce años y pensar que era el mejor libro que se había escrito jamás. Creo que ya es hora de volver a leer a Stephen King.

*Mi pereza a la hora de ponerme a leer novelas es pasajera. No soy tan viejo. De hecho estoy leyendo a China Miéville y a Frank Herbert. Polillas asesinas, arañas interdimensionales, gusanos de arena... ¿quién querría vivir sin leer sobre esas cosas?

4 comentarios:

Portnoy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Portnoy dijo...

Vengo de casi terminar los siete tomos de La torre oscura de King... no es su mejor novela, pero que menciones los Tommynockers me ha recordado lo mucho que disfruté con esa novela. Pero me parece que una de las últimas, Carnaval o algo así, sí que es la mejor de King.
No podemos parar.
Saludos a la calle Perdido y a Arrakis de mi parte.

Señor S. dijo...

Siete tomos, ahí es nada XD

Me apunto esa de Carnaval para mi futuro periplo de lecturas de King...

Beauséant dijo...

China Miéville es psicodelia pura, desde el mismo nombre :)

King tiene un historial por el que mucho escritor patrio de columna semanal mataría, un respeto :)